La cobra real

La cobra real puede alcanzar más de 5 metros de longitud; es la mayor serpiente venenosa del mundo. Deposita sus huevos en el medio terrestre y no en el agua, como hacen los anfibios. Las serpientes, al igual que las tortugas, los lagartos y los cocodrilos, son reptiles.

¿CÓMO SON LOS REPTILES?

Hay más de 7.000 especies de reptiles en todo el mundo. Hay reptiles de muchos tamaños. Un pequeño lagarto, llamado geco monito, mide solo unos 3,5 centímetros de largo. La gigantesca tortuga laúd tiene una concha de 2,4 metros de longitud y puede pesar más de 900 kilogramos. El lagarto de mayor tamaño es el dragón de Komodo, que mide unos 3 metros de longitud y pesa más de 50 kilogramos.

El color de la mayoría de los reptiles es oscuro, con tonos verdes, pardos y grises. Sin embargo, muchos lagartos, tortugas y serpientes muestran marcas brillantes en azul, verde, amarillo, naranja o incluso púrpura. Algunos reptiles, en especial los camaleones y algunos lagartos, son capaces de cambiar el color de su piel, lo que les permite esconderse y, de esa manera, evitar ser descubiertos por sus depredadores. Los cambios de color también son importantes para comunicarse con otros reptiles; por ejemplo, para atraer a una hembra o atemorizar a un rival.

¿Sabes que los reptiles toman el Sol para entrar en calor? Lo hacen porque son animales de sangre fría ¿Quieres conocer algo más de estos animales?

  • Los reptiles son animales vertebrados, porque tienen columna vertebral, al igual que los peces, los anfibios, las aves y los mamíferos.
  • Los reptiles, a diferencia de los anfibios, pueden vivir todo el tiempo en el medio terrestre, alejados del agua. Por esa razón, su cuerpo está adaptado para no perder agua. ¿Has tocado alguna vez un reptil? ¿Cómo dirías que es su piel? Los reptiles tienen la piel dura, seca y recubierta de escamas. No es húmeda, como la de los anfibios; ni está cubierta de plumas, como la de las aves; ni de pelo, como la de los mamíferos. La piel seca y escamosa de los reptiles los protege e impide que pierdan agua. A medida que crecen, los reptiles se despojan de su piel y crean otra nueva; este proceso recibe el nombre de muda.
  • Los reptiles respiran a través de pulmones, como la mayoría de los anfibios adultos, las aves y los mamíferos.
  • Son animales de sangre fría o ectotérmicos, como los peces y los anfibios. ¿Te gusta tumbarte al Sol en verano? ¿Te imaginas que tuvieras que tomar el Sol para calentarte o que necesitaras tenderte sobre las rocas calientes para no congelarte? No tienes que hacerlo porque tu cuerpo permanece más o menos a la misma temperatura. El calor que obtienes de los alimentos te permite calentarte, y tu cuerpo suda cuando necesita enfriarse. ¡Tú eres un animal de sangre caliente! Pero los reptiles son animales de sangre fría. Eso significa que no pueden regular la temperatura de su cuerpo, sino que esta depende de la temperatura que hay en el lugar donde viven. Los reptiles no son capaces de producir calor, ni tampoco pueden enfriarse. Por eso, pasan gran parte de su tiempo tratando de mantener la temperatura adecuada. Cuando necesitan calentarse, toman el Sol; cuando tienen que enfriarse, se esconden a la sombra.
  • Como las aves, la mayoría de los reptiles nacen de huevos con cáscara que la madre deposita sobre el terreno.

 

¿DÓNDE VIVEN?

Puedes encontrar reptiles en casi todos los lugares de la Tierra menos en la Antártida. Hay reptiles que viven en los océanos, como muchas tortugas marinas; en agua dulce, como los galápagos y los cocodrilos, y también hay reptiles terrestres, como los lagartos y las lagartijas. Suelen vivir en lugares donde no hace demasiado frío, porque, como ya sabes, su cuerpo no produce calor, y para calentarse, toman el Sol.

¿QUÉ COMEN LOS REPTILES?

Los cocodrilos y las serpientes son animales carnívoros que se alimentan de otros animales. Las serpientes comen aves, ratones, peces, ranas, huevos e, incluso, otros reptiles. Para muchas serpientes, ¡los huevos de aves y otros reptiles son un bocado suculento! La mayoría de los lagartos se alimenta de insectos; los más grandes pueden comer animales mayores, como ranas o pequeños pájaros. Muchas tortugas y algunas especies de lagartos, como la iguana común, son herbívoras y se alimentan de hojas y frutos. Otras tortugas son omnívoras, es decir, comen tanto animales como plantas. Las tortugas son los únicos reptiles que no tienen dientes.

Los reptiles tienen formas muy diferentes de capturar a sus presas. Algunas tortugas acuáticas cazan a sus presas con un movimiento rápido de su largo cuello, a la vez que introducen agua en la boca para tragar mejor a la presa. La pitón, la boa, la serpiente piloto y la serpiente real rodean a los animales que capturan con el cuerpo, apretando fuerte hasta que los asfixian. Después, se los tragan enteros. Casi todas las serpientes pueden separar la mandíbula superior de la inferior, lo que les permite abrir mucho la boca. De esta manera, pueden engullir presas más grandes que su propia cabeza. Las serpientes venenosas cuentan con colmillos afilados que clavan a sus víctimas para inyectarles el veneno. Los camaleones tienen una lengua muy larga y pegajosa que utilizan para atrapar insectos; ¡esta puede medir casi tanto como su cuerpo! Los cocodrilos permanecen quietos en los ríos vigilando; cuando algún animal se acerca, se lanzan sobre él y se lo comen.

¿CÓMO SE REPRODUCEN LOS REPTILES?

Los reptiles se reproducen mediante fecundación interna. Los machos cortejan o intentan atraer a las hembras. Algunos lagartos cambian de color para llamar su atención. El lagarto anolis macho infla su cuello para impresionarlas. Las tortugas macho agitan su cabeza o tocan la cara de la hembra con sus patas. Las serpientes hembra atraen a los machos expulsando una especie de perfume llamado feromona.

La mayoría de los reptiles son ovíparos, es decir, ponen huevos. Solo unas pocas especies de lagartos y de serpientes son ovovivíparas. En los animales ovovivíparos, el huevo se desarrolla dentro del cuerpo de la hembra hasta que el pequeño reptil rompe la cubierta y nace.

Los huevos de los reptiles tienen una cáscara que los protege e impide que se sequen. Además, el embrión está envuelto, en el interior del huevo, por una especie de bolsas que le proporcionan alimento. Una de estas bolsas, llamada amnios, está llena de líquido. Por esta razón, los huevos de los reptiles, a diferencia de los huevos de los anfibios, no necesitan desarrollarse en lugares donde haya agua; las hembras pueden ponerlos en el medio terrestre. El número de huevos o de crías de reptiles varía mucho de unas especies a otras. Ciertas tortugas solo ponen uno en cada puesta, mientras que otras tortugas marinas pueden llegar a poner hasta 150 huevos.

Los reptiles, normalmente, depositan sus huevos en un nido excavado en la arena, en la tierra o sobre las hojas. Por lo general, los abandonan una vez puestos y no se ocupan de las crías cuando nacen. Sin embargo, las hembras de cocodrilo, y algunas veces también los machos, vigilan sus nidos. Si una de las crías tiene problemas para salir del cascarón, sus padres la ayudan metiéndose el huevo en la boca y rompiendo la cáscara con suavidad, sin dañar a la cría. Las pitones y las cobras también protegen sus huevos.

Casi todos los reptiles pueden valerse por sí mismos desde que nacen. Sin embargo, las crías de los reptiles, en especial las de las tortugas marinas, tienen muy pocas posibilidades de sobrevivir durante los primeros meses de vida. Suelen ser devoradas por aves, mamíferos, otros reptiles e, incluso, en el caso de las tortugas marinas, por tiburones. Cuando consiguen salir adelante, los reptiles pueden vivir mucho tiempo. Algunas tortugas duran más de 150 años, y los caimanes llegan a vivir más de 70. Por el contrario, algunos lagartos de pequeño tamaño solo viven entre 4 y 5 años.

GRUPOS DE REPTILES

Muchos grupos de reptiles, como los dinosaurios, desaparecieron hace muchos millones de años. Los lagartos, las serpientes, las tortugas y los cocodrilos y aligatores son los grupos principales de reptiles que viven en la actualidad.

  • Lagartos. Tienen la piel dura y cubierta de escamas. Cuando crecen, pierden la piel y crean otra nueva (mudan). La mayoría de los lagartos vive en lugares cálidos. Cuentan con cuatro patas, generalmente, con uñas afiladas en los dedos. Muchos lagartos tienen largas colas, cuerpos delgados y párpados móviles. En algunas especies, la cola es muy frágil y se rompe con facilidad, aunque puede volver a regenerarse. Puede que alguna vez hayas intentado capturar una lagartija y hayas visto con sorpresa cómo se quedaba sin su cola. Cuando se ven atacados, muchos lagartos se desprenden de ella, y de esa manera, consiguen escapar de sus depredadores. Unos pocos lagartos son herbívoros y se alimentan de hojas; sin embargo, la mayoría son carnívoros.
  • Serpientes. Tienen la piel cubierta de escamas, y, cuando crecen, la mudan. Pueden vivir en casi todos los lugares. No tienen patas, ni párpados, ni orificio auditivo externo (es decir, nada parecido a tus orejas), ni tímpano. Cuentan con una lengua alargada y bífida. ¿Sabes que los lagartos y las serpientes utilizan la lengua para saborear lo que hay en su entorno? La sacan para coger las partículas que hay a su alrededor y se las meten en la boca, donde tienen un órgano, llamado órgano de Jacobson, con el que pueden oler las partículas. Así que ya sabes, cuando veas una serpiente sacar y meter la lengua continuamente, solo está ‘olfateando’. Las serpientes tienen una columna vertebral muy larga, con muchas vértebras, ¡entre 200 y 400!, ¡y tú solo tienes 24! Las serpientes se desplazan arrastrándose por el suelo mediante ondulaciones de su cuerpo. Todas son carnívoras, y algunas se alimentan de presas de gran tamaño. Otras serpientes comen animales más pequeños, como los ratones.
  • Tortugas. La principal característica de las tortugas es que tienen un caparazón duro que protege su cuerpo. Pueden vivir en agua dulce, salada o en el medio terrestre. Las tortugas marinas tienen aletas, en vez de patas, que les sirven para nadar en el agua. Algunas tortugas son carnívoras, y otras son herbívoras. No tienen dientes, sino una especie de pico afilado, que les sirve para desgarrar los alimentos.
  • Cocodrilos. Los cocodrilos, los caimanes y los aligatores son los reptiles vivos de mayor tamaño. Pasan gran parte de su vida en el agua. Los cocodrilos son animales carnívoros que cazan principalmente al anochecer. Cuentan con dientes largos y afilados. Su piel está protegida por gruesas escamas, y tienen una cola fuerte. A diferencia de otros reptiles, los cocodrilos suelen cuidar de sus huevos y de los recién nacidos hasta que estos pueden valerse por sí mismos.

 

REPTILES EN PELIGRO

Los seres humanos estamos destruyendo los lugares donde viven los reptiles. También contaminamos los ríos, los lagos y los pantanos en los que estos animales habitan. Además, se cazan reptiles y se cogen sus huevos para comer. Algunas tortugas de mar son muy apreciadas para preparar sopa de tortuga. Ciertas tortugas y otros reptiles se capturan para venderlos como mascotas. También se cazan los grandes lagartos, las serpientes y los cocodrilos para aprovechar su piel, que sirve para hacer bolsos, cinturones, zapatos y carteras. Esto ha hecho que muchas especies de reptiles estén en peligro de desaparición. Por ello, en muchos países hay leyes que prohíben capturar ciertas especies, para impedir que desaparezcan.

-By Rookie17051- Propiedad de Microsoft, Reeditacion

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s